Disléxica y zurda

Dislexia

He recibido muchos mensajes y consultas sobre dos temas que me tocan más cerca de lo que podrían pensar las personas que nos escriben, la zurdera y la dislexia.

Como pedagoga-zurda-disléxica estoy encantada de poder ayudar a todas aquellas personas que se enfrentan cada día a la zurdera, la dislexia o la zurdera con dislexia.

Los zurdos suponemos el 10% de la población,  aunque no todos los zurdos son disléxicos, sí es cierto que el porcentaje de disléxicos es más alto entre la población zurda.

Podría pensarse que no hay nada de especial en ser zurdo o diestro, unos escriben con la derecha y otros con la izquierda, unos comen con la derecha y otros con la izquierda, pero es mucho más complejo que eso, supongo que los zurdos saben de qué hablo…si eres diestro y quieres saber cómo nos podemos sentir ante algunas actividades cotidianas os invito a coger las tijeras con la izquierda e intentar cortar un papel, o abrir una lata con la mano izquierda…difícil ¿Verdad?

Como decía, solo el 10% de la población es zurda,  los fabricantes hacen sus productos para ese 90% mayoritario, lo que en muchos casos nos obliga a aprender a utilizarlos con la derecha o a no usarlos jamás (yo sigo siendo incapaz de abrir latas con abrelatas manual). Pero las cosas han cambiado mucho desde que yo era pequeña, ahora hay tiendas especializadas, no es raro ver en grandes superficies tijeras, bolígrafos,… para zurdos.

Nosotros somos zurdos viviendo en un mundo de diestros, lo que no es fácil, pero si además le añadimos la dislexia nos lo complica aún más. Hoy, por suerte, podemos contar con una red de asociaciones, organizaciones, pedagogos, psicopedagogos, foros… así como adaptaciones curriculares para niños con dislexia. Pero este artículo no lo estoy escribiendo para los zurdos, disléxicos o zurdos y disléxicos, sino para sus madres y padres, para contaros lo importante que es una buena actitud ante la zurdera o la dislexia, y ofreceros mi experiencia.

Puestos a nacer zurda y disléxica, tuve la suerte de nacer en una familia con muchos zurdos y disléxicos, donde ser zurdo solo significaba sentarse a comer en el lado de los zurdos de la mesa, y ser disléxica suponía que iba a tardar “un poquito más” en llegar donde todos los demás. Todavía tengo grabada en la memoria la frase “tú puedes hacerlo, solo necesitas un poquito más de tiempo”. Gracias a ese halo de normalidad que se respiraba en mi casa con esos temas, crecí sin complejos por mis problemas de lectura, y estudiando ese “poquito más” terminar mis estudios en la Universidad con el resto de mis compañeros de promoción.

Quería contaros que cuando más duele la dislexia es de pequeño, cuando quieres escribir y/o leer como los demás y no puedes, cuando ves que tus compañeros ya han terminado el ejercicio y tú a duras penas te acabas de leer el enunciado… Eso puede afectar  psicológicamente a los niños creando inseguridad o complejos, ahí es donde os tocará a vosotros ayudar, para que su autoestima y confianza no caigan, diciéndoles que ellos pueden conseguirlo, que solo necesitan “un poquito más de tiempo”.

 

 

 

15 pensamientos en “Disléxica y zurda

  1. Me siento muy mal… de pequeña yo no sabía lo que tenía hasta que termine el colegio inicie la carrera de psicopedagogía soy zurda y creo que tengo dislexia… no saben como me siento… estoy muy mal por q? No se si me sienta capas d enfrentar todo esto me gusta mi carrera pero tengo miedo de fallar… como podré ayudar a otros si yo no puedo 🙁

    • Hola Yoshi,
      para animarte te diré que todas esas barreras que te has encontrado por el camino, te servirán para ayudar como psicopedagoga a los niños que se encuentren en el mismo caso.
      Por otro lado, no tengas miedo al fracaso, lo peor ya ha pasado, ahora sabes que solo necesitas un poco más de tiempo para llegar a cualquier lugar.
      Mira al futuro siendo consciente que tu experiencia y tu formación te convierten en una escelente profesional, no solo sabrás como tratar la dislexia, sino que también sabrás los sentimientos de frustración que provoca.
      Mucho ánimo.

  2. ME ENCANTO EL ARTICULO
    ES MUY CIERTO SER ZURDA Y DISLEXICA ES COMPLICADO, A MI SE ME DIFICULTA COSER A MAQUINA HA IDO TODA UNA ODISEA YA QUE COMPRENDO LO QUE VOY A HACER PERO NO PUEDO EJECUTARLO A LA PERFECCION,

  3. Me encantó el artículo, soy madre y me llegó a lo más profundo tu artículo. Gracias por darnos tu experiencia y consejos a los padres para poder ayudar y comprender mejor a nuestros hijos. Mi hijo es zurdo y presenta dislexia. Como padres lo apoyamos, le damos ánimo y le decimos lo mismo, ” tú necesitas un poquito más de tiempo, pero lo vas a lograr”. Saludos.

  4. interesante articulo,mi niño tiene 6 y empiezo a sospechar que padece dislexia ademas de ser zurdo,es tan dificil y mas aun a veces se me agota la paciencia,pero ahora se que debo ser paciente y animarle siempre a dar ese poquito mas de tiempo que necesita.

  5. hola, tengo 28 años y soy zurda todo lo hago con la derecha excepto escribir,de hecho tengo mayor fuerza en la mano derecha que en la izquierda, no me ha causado problemas,solo que me cuesta mucho mucho trabajo ubicarme ,por lo que estudie debo sabes donde esta el norte y los puntos cardinales pero d verdad me cuesta trabajo,diferenciar entre derecha izquierda también de hecho a veces tengo que ver mis manos para hacerlo,últimamente he notado que escribo frases y cambio el orden de las palabras por ejm. estas en la casa? y yo escribo : en la casa estas?,no pasa muy frecuentemente decirlo pero si escribirlo , me doy cuenta cuando me dicen, no me cuesta hablar en publico pero si me cuesta ordenar lo que diré, aveces tengo muchas ideas y si las digo como las pienso no me entienden entonces tengo que detenerme a analizarlo , quisiera saber si pueden orientarme y decirme si tengo dislexia o no? no me causa problemas solo siento que aveces no me entienden,leo las revistas de atras para adelante, necesito hacer varias cosas a la vez para concentrarme.

    • Hola Ingrid, soy Estefanía, autora de este artículo. La dislexia es el nombre genérico que reciben un conjunto trastornos de lectura, escritura y orientación espacial, por esa razón tus síntomas son completamente distintos a los míos. Por lo que me cuentas tienes problemas de ubicación espacial y de organización que estarían entre los trastornos típicos de la dislexia.
      A estas alturas de tu vida ya habrás creado estrategias para “sobrevivir” en este mundo de diestros y no disléxicos.
      El año pasado empecé a estudiar otra vez y mi Profe me recomendó hacerme las pruebas para tener un documento oficial que reconozca la dislexia, aunque fui diagnosticada en cuarto en la universidad no tenía ningún documento. Ese documento me ha servido para que me den tiempo extra en los exámenes. Si no necesitas documentos oficiales y no te causa muchos problemas solo hay que seguir como hasta ahora, adaptándote a tus circunstancias personales. Cuando más problemática es la dislexia es cuando eres pequeño, una vez que sabes que tienes esa condición, dejas de tener sentimientos de inferioridad y solo te queda adaptarte.
      La dislexia y la zurdera tienen un gran componente genético, si tienes niños tendrás que estar atenta a los síntomas para, desde tu experiencia, ayudarlos a que no les afecte psicológicamente.
      Espero haber sido de ayuda, para cualquier cosa, aquí estoy.

  6. Muchas gracias por este maravillas artículo. Mi hija es zurda y disléxica pero gracias a una gran profesional y a sus padres que la ayudamos , pasa de curso sin problemas. Es difícil porque los centros escolares no los ayudan, pero gracias al esfuerzo de ellos y el apoyo de los que más les quieren pueden llegar a conseguir sus metas. Ánimo a todos ! El camino es duro pero sé verá recompensado. Este es el lema que le digo a mi hija. Lo importante es llegar aunque se tarde un poco más.

    • Querida Marta,
      Muchas gracias por compartir con nosotros tu experiencia como madre de una chica disléxica, seguro que tus palabras sirven de inspiración a muchos padres y madres. Al igual que yo tuve suerte con la familia donde me tocó nacer, tu hija tambien ha tenido una gran suerte por tener unos padres tan luchadores como pacientes, dale la enhorabuena de mi parte.
      Un abrazo
      Estefanía

Deja un comentario