Los deberes

Los deberes del cole

Cuando mi hija estaba en segundo de primaria la recogía del cole sobre las cinco, al llegar a casa, merienda rápidita y a sentarnos toda la tarde a hacer los deberes. Algunas veces, si había exámenes, nos daban las diez de la noche. Sólo tenía siete años.

Trabajo ocho horas diarias, incluso siendo de aquellas personas afortunadas a las que les gusta su trabajo, cuando llego a casa me apetece descansar, estar con mi marido y mis hijas, escuchar qué tal le ha ido a todos el día…Ahora puedo hacerlo, pero cuando vivía en Madrid no.

Ahora vivimos en Inglaterra y mi hija está en secundaria, solo hay deberes de vez en cuando, el trabajo escolar lo hacen en el colegio y cuando llega a casa merienda y descansa del día, como todos. Dispone de tiempo libre que ocupa en lo que le gusta, la música, estudia cuarto de clarinete y primero de piano, incluso lee por placer, sale con sus amigas, me ayuda a preparar la cena (ha salido cocinillas)…

Si visto esto, la educación en Inglaterra fuera peor que la española, diría yo que entiendo por qué los niños tienen tantísimos deberes, pero no es así, la educación en Inglaterra es mucho mejor que en España, encabezan los rankings mundiales en educación  y cuentan con las mejores universidades del mundo.

No sé a que brillante lumbrera pedagógica gubernamental se le ha ocurrido que es bueno tener a nuestros hijos haciendo deberes toda la tarde, yo a esa lumbrera le diría que se equivoca y mucho, que hay que descansar para que se asiente lo aprendido, después de tantas horas el aprendizaje no es efectivo, que hay que jugar y que hay que pasar tiempo de calidad con ellos en familia, en España los niños están cada vez más obesos porque no juegan…

Y yo me pregunto ¿A quién beneficia tantos deberes? A los niños no, mi hija mejoró sus notas considerablemente al llegar a UK. Supongo que las grandes beneficiadas de esta locura son las editoriales, que tienen que colocar todos los libros, cuadernillos, fichas, etc.Convierten a los profesores en meros repartidores de fichas, hacen tantas que no hay tiempo durante el día, así que hay que seguir en casa. Los profesores no tienen tiempo de enseñar, hay que seguir engordando a las editoriales.

En Inglaterra la educación es gratuita, los padres no compramos libros, están en el cole y los usan para consulta en clase, se cambian cuando están estropeados, no cada cuatro años, No existen las fichas ni los cuadernillos, los profesores preparan el material y los niños hacen en sus libretas sus tareas. La forma de enseñar es completamente distinta, se forman grupos y se les da un tema o un problema de matemáticas…cada grupo busca la información adecuada o busca solución al problema, luego se pone en común lo aprendido y el profesor matiza o completa la información. El mismo tema se trabaja desde diferentes asignaturas y se complementa con manualidades, excursiones escolares…

Veo en Facebook cada vez más grupos de padres que protestan por el tema de los deberes, desde aquí todo mi apoyo y cariño.

 

 

Deja un comentario